Apariencia de la piel: Al momento de comprar carne de pescado, los ciudadanos deben verificar que la piel del producto sea brillante, y nunca debe ser opaca ni tener roturas o manchas de sangre.

Consistencia de la carne: Al tacto, el pescado debe ser firme y duro, no se debe deformar fácilmente ni debe exudar ningún tipo de líquido.

Branquias: Deben ser de un color rojo tenue, nunca intensas ni vinotinto, ni deben exudar sangre y otros líquidos.

Ojos: Deben ser claros, brillantes, sobresalientes, nunca hundidos.

Olor: Debe ser fresco, neutral, característico, como a mar o agua, nunca debe ser avinagrado o fuerte.