20 habitantes de calle que permanecían en Ibagué decidieron este jueves retornar a sus lugares de origen de forma voluntaria. Este fue uno de los servicios que se brindó en el parque Andrés López de Galarza durante la gran jornada para habitantes de calle que involucró a todas las dependencias de la Administración Municipal, el Ejército Nacional, instituciones y fundaciones sin ánimo de lucro.

Es importante recordar que para trasladar a los habitantes de calle de una ciudad a otra se debe contar con su manifestación voluntaria para hacerlo. Por este motivo, desde la Alcaldía se dispone de la logística necesaria para cuando estas personas deciden abandonar el Municipio.

“Hay que tener en cuenta que está administración tiene un enfoque de derechos, por lo tanto la obligación nuestra como Estado es restituirlos cuando están siendo vulnerados. No podemos obligar a una persona que está en calle a que se vaya de la ciudad o a asumir un proceso de recuperación”, dijo Julio Adrián Paez, secretario (e) de Bienestar Social.

Desde las 7:00 de la mañana se brindaron servicios de aseo, citologías, vacunación, atención en salud, ropa limpia y refrigerio. De igual manera, se realizaron presentaciones musicales a cargo de la banda del Ejército Nacional.

“Se atendieron 250 personas. La Secretaría de Salud Municipal apoyó esta jornada, además también se ofreció la afiliación al sistema de salud, laboratorio clínico y tamizaje de VIH”, mencionó Erick Sanchéz, referente del programa Habitante de Calle de esta dependencia.

Frente a esto, Jhoana del Pilar Arteaga, una de las beneficiadas, contó que desde hace un mes se encontraba en las calles de Ibagué, pero agradece a la Alcaldía el poder volver a su ciudad.

“Me voy porque en Neiva tengo familia y quién me colabore. Ya estoy cansada de dormir en la calle. Muchas gracias por darnos esta oportunidad”, manifestó.


Fuente: Comunicaciones y relaciones Publicas Apoyo a la Gestión Alcaldía de Ibagué.